miércoles, 22 de febrero de 2012

Ahorrar energía será más barato que afrontar epidemias, pandemias o desastres naturales



Publicado por Marta Rosés el 7 de febrero del 2012.



Dr. Aaron Bernstein

Aaron Bernstein es director del curso Human Health and Global Environmental Change de la Harvard School of Public Health , de la Harvard Medical School y pediatra del Children’s Hospital Boston.

Hablar del Dr. Aaron Bernstein no es hacerlo de un científico desconocido, ya que afortunadamente la Fundació Roger Torné ha tenido la oportunidad de poder contar con su colaboración inestimable y su presencia en más de una ocasión. Cabe recordar que tuvimos la suerte de poder escucharlo durante las II Jornadas de Salud Infantil y Medio Ambiente que tuvieron lugar en el mes de noviembre de 2010 en CosmoCaixa Barcelona y cuya entrevista puede leerse en nuestro blog.

Catorce meses después hemos vuelto a contar con su participación en la III Jornada de Salud Infantil y Medio ambiente, que en esta ocasión se celebró en CaixaForum Madrid el pasado 26 de enero. Y es por ello que Inspira no ha querido perder la oportunidad de volver a conversar con uno de los principales expertos mundiales en cambio climático y salud infantil, quien sigue afirmando, con total rotundidad, que el cambio climático ha comenzado a afectar a la salud de los niños y niñas porque afecta a la calidad del aire y a la disponibilidad de alimentos.

El Dr. Bernstein es un hombre cercano, amable y que se reconoce como amante del arte, de la arquitectura y un apasionado de su trabajo. Antes de contestar a nuestras preguntas se toma unos segundos de tiempo, pero cuando lo hace es con total seguridad y convicción: “En estos momentos una parte muy importante de mi labor es analizar la dimensión que está tomando, en la naturaleza, los efectos del cambio climático y cómo influyen en la salud humana. Creo que los científicos debemos mostrar y demostrar con cifras lo que está ocurriendo, pero también debemos ser positivos y explicar que las propias tecnologías y los avances científicos son elementos que pueden ayudarnos, tanto a nuestra adaptación a dichos cambios como a evitarlos en lo posible. Actualmente la tecnología nos permite crear instrumentos y productos que favorezcan el medio ambiente. En Estados Unidos, los datos demuestran que cuando los científicos intentamos explicar lo que ocurre, inmediatamente se generan tendencias de opinión de rechazo y anticientíficas, es un problema cultural, por tanto es mejor que nuestro papel a la hora de divulgar nuestros hallazgos sea el de mostrar que hay maneras de vivir y de crear riqueza sin incrementar la contaminación. Hay que demostrar que mejorar las emisiones de carbono puede ahorrar dinero y generar riqueza, porque es imprescindible que ahorremos energía”.



Aaron Bernstein durante su ponencia

En la primera entrevista que concedió a Inspira usted, a pesar de todo, se definía como optimista. ¿Después de la reunión de Durban sigue estándolo? ¿Considera que la crisis económica mundial es un elemento que no ayuda a que los Estados inviertan en controlar el medio ambiente?

Evidentemente el resultado de la reunión de Durban no ha sido positivo, pero insisto en que no se puede esconder la realidad, y esta demuestra que existe un serio riesgo para la producción de alimentos a escala mundial que provocará un aumento de la malnutrición. Así mismo, estamos cambiando la distribución de las temperaturas y la temperatura media del planeta está creciendo, provocando contaminación y deshidratación, que es un grave perjuicio para los niños y niñas con problemas de asma. También el incremento de CO2 en la atmósfera eleva el nivel de polen, lo que dispara las alergias. Cada vez se van incrementando más las probabilidades de olas de calor y, con ellas, enfermedades diversas. Está demostrado que los acontecimientos extremos como las sequias, inundaciones y olas de calor tienen efectos negativos sobre la salud humana, tanto física como psíquica, y ocurren un mayor número de homicidios y suicidios.

Tampoco la crisis económica favorece el control del medio ambiente, pero puede ser una oportunidad para que sectores del sistema productivo no contaminante puedan generar negocio y riqueza. Los gobiernos han de ser conscientes de que hay que modificar los planteamientos económicos en relación a las medidas de protección del medio ambiente, y darse cuenta de que ahorrar energía será más barato que afrontar cualquier epidemia, pandemia o desastre natural, factores que cada vez son más probables.

¿Como ve la situación medioambiental en España?

El año 2011 fue el más cálido en España desde que se registran las temperaturas. Así mismo, las previsiones indican que sequías como las que hubo en España en los años 2004 y 2008 serán más probables y comunes a finales de este siglo. Esto puede provocar escasez de agua dulce, enfermedades y desnutrición.

Hay que disminuir los niveles de contaminación de todas las ciudades, y no me refiero solo a España. Actualmente se pueden construir edificios con materiales y técnicas que contaminen menos y las ciudades deben tener el mayor número posible de espacios verdes. Hay que plantar árboles y plantas porque hacen bajar la temperatura. Insisto en que nuestra sociedad ha de saber compaginar la economía con el control del cambio climático, porque si no lo hacemos no seremos sostenibles. También debemos tener en cuenta que la capacidad de adaptación de la sequía, inundaciones, calor o cualquier efecto relacionado con el clima, es directamente proporcional a la riqueza, por tanto afectará más a las naciones más pobres.



Dr. Bernstein durante la entrevista

¿Cómo valora las jornadas sobre Salud Infantil y Medio Ambiente organizadas por la Fundació Roger Torné?

Creo que la Fundació Roger Torné está haciendo una gran labor de divulgación y de concienciación. Yo la valoro muy positivamente y tengo que decir que no he conocido ninguna otra fundación que sepa unir la parte científica, mediante jornadas como esta, entre otras cosas, y a la vez desarrollar toda una intensa labor para hacer llegar a la sociedad los conocimientos científicos que indican lo que está ocurriendo, en aspectos tan vitales como el cambio climático, la contaminación y las consecuencias de todo ello en la salud infantil. Uno de los aspectos que me parece muy positivo del trabajo que llevan a cabo es que ofrece a las familias argumentos, actitudes y soluciones que pueden aplicarse en la vida cotidiana. Creo que están desarrollando una buena labor social y espero que sigan haciéndola en el futuro.

Si me permite me gustaría terminar esta charla diciéndole que desgraciadamente la cultura occidental ha diferenciado nuestra vida de la naturaleza y la naturaleza nos recuerda que somos parte integral del tapiz de la vida. El cambio climático pone en riesgo la salud de todas las personas, pero especialmente la de los niños y niñas, y los gobiernos deben entender que la protección del clima de nuestro planeta tiene que ser la principal acción de prevención en el ámbito de la salud pública del siglo XXI.

Fuente: http://www.fundrogertorne.org/salud-infancia-medio-ambiente/divulga/inspira-nuevo/2012/02/07/ahorrar-energia-sera-mas-barato-que-afrontar-epidemias-pandemias-o-desastres-naturales/#more-4641

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada