sábado, 17 de marzo de 2012

CARTEL PARA ALERTAR DE SITIOS DONDE HAYA PERSONAS CON SQM O PARA SEÑALIZAR ZONAS LIBRES DE TÓXICOS: habitaciones de hospital, dormitorios, lugares de trabajo, salas…

Las personas con sensibilidad química múltple (SQM) , electrohipersensibilidad (EHS), patologías respiratorias, alérgicas, del sistema nervioso central u otras en las que el entorno perjudica directa o indirectamente, así como quienes quieren vivir sin tóxicos ni radiaciones, tenemos un "convivencia" dificil con la sociedad en su mayoría de estilo de vida consumista manejado por la continua propaganda de la industria en los medios de comunicación. Y cuando nuestras vidas se cruzan con las del resto (o viceversa), nuestra la salud suele salir perjudicada, tanto de forma inmediata y evidente, como de modo más informe y sutil.

Este cruce de caminos entre unos y otros a veces podrá ser “opcional” (excepto para los SQM, sobretodo graves), como elegir entrar o no a un centro comercial, a una peluquería, a unos baños públicos, a un parking, un bar, o a otro sitio o evento --abierto o cerrado-- con cierta concentración de gente.


Sin embargo, hay situaciones que son ineludibles cuyos ambientes son lamentablemente tóxicos o químicamente hostiles. Los ejemplos por excelencia en este sentido son el acceso a Urgencias y el requerimiento de ingreso hospitalario.

Es para este y otros tipos de situaciones que MI ESTRELLA DE MAR ha realizado el cartel que abre esta entrada tomando como base uno similar confeccionado por la L.I.A Foundation (Lyme Induced Autism Foundation), del estado de California, al que puedes acceder pinchando aquí (en inglés. PDF).

¿EN QUÉ LUGARES ES ÚTIL PONER ESTA SEÑALIZACIÓN?
Puede utilizarse en múltiples lugares y situaciones, como por ejemplo:
Hospitales y centros médicos, odontológicos o de terapias: en la puerta de la habitación de un enfermo con SQM/EHS, en una sala reservada unas horas antes para hacerle una prueba médica, un cuarto de baño…

Nota.- Para facilitar las cosas al personal se recomienda entregarles una copia de las Pautas para adaptar un centro médico a la SQM (MCS America. 4 hojas) , o del Protocolo hospitalario para pacientes con SQM y de la política general sin fragancias de la David Thomson Health Region, de Canadá (5 hojas+3 hojas. 2008), ambos en español. De uno o de otro, lo ideal sería entregarlos con antelación a nuestra visita y por cauces oficiales. Por ejemplo, adjuntándolo a un escrito nuestro dirigido a Atención al Paciente en que motivemos la causa de su entrega, sellado y firmado por ellos, para que conste que lo han recibido. De no ser posible su entrega previa a la visita, se recomienda llevarlos en el momento de la visita para que el personal los lea in situ, dado que con buena voluntad no sería complicado que pusieran en práctica al menos, algunos de sus puntos, como aislar al enfermo --mientras espera-- en un lugar sin gente, sin estresantes ambientales (luz, ruidos, obras, cuartos de limpieza cerca, etc.), ni limpiado recientemente.

El cartel, si entramos al hospital por Urgencias podriamos solicitar que lo pusieran señalizando la puerta de entrada de ese despacho o habitación vacía donde nos dejaran esperar nuestro "turno" (si es que no se avienen a pasarnos de inmediato para que nuestra SQM no empeore). De requerir un box o el ingreso, el cartel podría colocarse a la entrada de donde nos encontremos.

Otros sitios de interés: previa realización de una asepsia adecuada para albergar a alguien con SQM/EHS, áreas de recreo; empresas, despachos o puestos de trabajo; centros de cultura, salas de conferencias; fiestas; puertas de entrada al hogar o a nuestra habitación (en casa de un amigo, de un familiar, del lugar de vacaciones o de cualquier otro tipo de residencia temporal); hoteles, restaurantes, tiendas, etc. ecológicos; reuniones; aulas o colegios…

¿CUAL ES EL PROPÓSITO DEL CARTEL?
Dado que es imposible que toda persona que quiera traspasar la puerta detrás de las que se encuentre alguien con sensibilidad química múltiple conozca, y de forma acertada, lo que es y requiere esta patología, el objetivo del cartel es ser un eficaz sistema de aviso --rápido de identificar, leer y de tener en cuenta--, para evitar exponer a alguien con SQM/EHS a fuentes que le dañen.Sin él, lo frecuente es que, en lo que alguien se nos acerque, queramos explicarle lo que nos pasa (mientras nos retiramos apresuradamente de su presencia), y van pasando los segundos… podamos llegar a empeorar mucho y retardar nuestra posterior estabilización. En esos momentos tenemos que evitar perdernos en el aturdimiento que nos genere la sintomatología y recordar de inmediato que en SQM y EHS lo más importante es la evitación --y lo más rápidamente posible que podamos-- de las fuentes que nos estén dañando en ese momento.

Sobre el texto elegido para el cartel, se han seleccionado cuidadosamente cada una de sus palabras en función de que en su conjunto dieran como resultado un texto breve, servible para múltiples circunstancias e incluso no sólo para SQM o EHS, y sencillo de entender por todos, independientemente del conocimiento de sus lectores sobre la relación entre entorno y salud y sobre su "creencia" o no en estos temas. De ahí, por ejemplo, que el cartel hable de "químicos" (término impreciso pero claro de entender por todos), y no de "tóxicos", que requeriría una explicación más detallada.

Espero que su utilidad práctica os venga bien.

NOTA IMPORTANTE.- Previamente a la manipulación de la señal y de su colocación en donde deseemos: 1) Dejar aireando unos días hasta que las tintas de su impresión se sequen y no "huelan"; y 2) Meter en un plástico transparente cerrado para evitarnos su contacto y la posible inhalación de restos de tinta, en caso de que el cartel se mueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada