lunes, 5 de marzo de 2012

El efecto de los compuestos tóxicos se extiende a varias generaciones


 05/03/2012


El investigador de la Washington State University de Estados Unidos, Michael Skinner, ha demostrado que una gran variedad de productos tóxicos tiene efectos negativos no sólo en animales expuestos, sino también en la descendencia de éstos.

En concreto, Skinner ha constatado que tres generaciones subsiguientes pueden verse afectadas por el daño de estos tóxicos en uno de sus antepasados.

Según el científico, cuando un animal se ve expuesto a una sustancia tóxica, las secuencias de su ADN permanecen invariables pero se modifica la forma en que los genes se activan o se desactivan. Esta modificación es hereditaria.

El presente estudio es el primero que demuestra que una gran variedad de tóxicos –entre ellos los plásticos, el pesticida DEET o la permetrina, provocan enfermedades en varias generaciones. Anteriormente, Skinner había demostrado un efecto similar producido por un un fungicida concreto .

Los resultados obtenidos abren un nuevo campo de investigación acerca de los modos de desarrollo de las enfermedades.

Más información

Yaiza Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada