sábado, 19 de mayo de 2012

Lizzy Daecher: Como evitar y combatir el dolor de garganta sin medicamentos tóxicos



Existen varios tipos de afecciones para la garganta. Si gritaste toda la noche y te fumaste un paquete de cigarrillos en una noche de discoteca, probablemente hayas dañado tu garganta. Obvio ¿no?. Y es peor si consumís marihuana. La marihuana baja tus defensas y al mismo tiempo irrita tu garganta unas 60 veces más que el tabaco (además de producir tos, malestar estomacal y dolor nervioso en todo el cuerpo). Fuera de esto, es más común que te enfermes en Invierno, cuando la gente dice usualmente: "me agarré una peste".

¿Por qué nos resfriamos, engripamos o nos duele la garganta en invierno?
No es por los virus o bacterias que flotan por ahí tanto en invierno como en verano. Te resfrías por deficiencia de vitamina D. El Sol es nuestro mayor proveedor de vitamina D, lo cual explica porque nos resfriamos en invierno y no en verano (por lo general, los presuntos resfriados de verano no son virales ni infecciosos sino simple alergia al polen o alguna otra sustancia). Sin embargo, existen cientos de tónicos, pastillas y antibióticos con transgénicos y químicos tóxicos que destruyen tu organismo y atacan tu sistema inmunológico para supuestamente "combatir los síntomas de la gripe". Por no hablar de las falsas vacunas que producen daño cerebral y no funcionan.

Si escuchaste la frase: "desde que me vacuné no volví a resfriarme", eso significa que la persona tiene un sistema inmune fuerte y que no hubiera "pescado" ningún resfriado de todas formas, pero que puso en riesgo su salud exponiéndose a otros factores. Las vacunas actuales poseen virus de ingeniería genética que pueden hacer mutar tus células y flora intestinal produciendo desde cáncer hasta trastornos neurológicos. Y los médicos o farmacéuticos recomiendan estos fármacos, con la excusa de vender, diciéndote que combaten el resfrío, la tos, o el dolor de garganta. En este párrafo no está de más agregar que los médicos reciben premios, viajes y dinero por recetar medicinas nuevas (que testean los laboratorios en países subdesarrollados). Otros profesionales simplemente confían en la propaganda irresponsablemente, ya que no son biólogos moleculares y no están capacitados para determinar si un medicamento o vacuna contiene ADN modificado o no.

Prevenir y combatir la gripe, tos, dolor de garganta y resfriados sin arriesgar tu salud.

Si vas al médico y chequeas tus niveles de Vitamina D para mantenerlos en un nivel optimo, es muy difícil y prácticamente imposible que "pesques" una gripe. Tu salud, en muchos aspectos, depende mayormente de la vitamina D.

Desafortunadamente los médicos no recomiendan el consumo de Vitamina D, y es muy costosa en Argentina. A los laboratorios no les conviene que te cures naturalmente.

Cero transgénicos, solo orgánicos.

Una receta más casera puede consistir en, comer frutas y verduras, por la vitamina C, que fija la vitamina D. Hígado (a menos que estés embarazada), espinacas y zanahorias, por la vitamina A y el betacaroteno. Pescados grasos, y lácteos por la vitamina D. El aceite Omega 3 o aceite de bacalao, que son muy buenos por ser ricos en vitamina D. Aceite de oliva y paltas, por la vitamina E. Mariscos, carne magra y granos, por el zinc y la vitamina D. Yogur orgánico, líquidos sin alcohol ni cafeína.

Tratar de no fumar ni tomar alcohol.

Una sensación áspera o punzante en la garganta suele ser el primer signo de una infección vital de las vías respiratorias superiores, como el resfrío o la gripe; o (menos frecuentemente) una infección bacteriana, como la infección por estreptococos. En los niños, el dolor de garganta puede ser causa de una infección o inflamación de las amígdalas-, y entre los adultos, el cigarrillo es un motivo habitual de un dolor de garganta leve pero crónico. Los virus respiratorios y los estreptococos se contagian fácilmente de persona a persona, pero una higiene y una nutrición adecuadas ayudan a prevenir muchos episodios.

Factores alimentarios: Consumir vitamina D (es necesario que te hagas un análisis con el doctor quien te recetará la cantidad que necesitas acorde a tu cuerpo, la "sobredosis" puede ser peligrosa para personas mayores e individuos con otras afecciones). La vitamina C mientras tanto, fijará la vitamina D. Curiosamente los cítricos son frutos con abundante vitamina C, y suelen madurar en verano.

Dosis elevadas de vitamina C acompañadas por una equilibrada y consultada con el medico, proporción de vitamina D, ayudan prevenir y reducir la duración y gravedad del dolor de garganta y otros síntomas de infecciones vitales respiratorias.

Igual que otros antioxidantes, la vitamina C es fundamental para la función inmunológica; por eso, en cantidades apropiadas, puede proteger contra virus, bacterias y otros agentes infecciosos (al co-accionar con la vitamina D). Un estudio reciente en los Estados Unidos indicó que 200 mg de vitamina C por día pueden ser una cantidad más adecuada que la actual ración recomendada de 30 a 40 mg. En el mismo estudio se comprobó que las dosis superiores a los 200 mg no aportan ningún beneficio adicional porque los tejidos corporales no absorben más que esa cantidad. Para muchos, cantidades demasiado altas pueden ser contraproducentes porque generan un exceso de hierro y otros problemas.

Si no podes costear la vitamina D, busca alimentos que contengan vitamina D, cualquier producto marino y lácteos, el pescado y aceite Omega 3 son los mayores proveedores de vitamina D, aparte del Sol. ¡Tomá mucho Sol!.

Consumir mucha fruta y verdura. Una dieta que incluye las cantidades recomendadas de dos porciones de frutas y cinco de verduras por día proporciona fácilmente 200 mg de vitamina C, así como otras vitaminas y minerales esenciales. Entre las fuentes más ricas de vitamina C están los cítricos, los frutos rojos, los ajíes, el melón y las verduras de hoja verde oscuro. Una naranja u ocho frutillas grandes contienen más del 100% de la ración recomendada para adultos. Además, estos alimentos son ricos en betacaroteno, que en el cuerpo se convierte en vitamina A, otro antioxidante decisivo para generar inmunidad. La vitamina E, abundante en las paltas, también ayuda.

Tabletas de zinc (también reducen el riesgo de cáncer fortaleciendo el sistema inmune).

Diversos estudios indican que el zinc pueden disminuir la duración o la gravedad de un dolor de garganta. Una dieta que aporta una cantidad adecuada de zinc fortalece las defensas inmunológicas del organismo. Entre las buenas fuentes están el yogur y otros productos lácteos, las ostras y los mariscos, las carnes magras, los huevos y los cereales orgánicos. Los suplementos de zinc son efectivos para un resfrío o como medida preventiva-, pero consultá a tu medico sobre la cantidad.

Evitar el alcohol y otras drogas.

Como reduce la inmunidad e irrita las membranas mucosas inflamadas, el alcohol debe evitarse hasta que desaparezca el dolor de garganta. También se recomienda reducir o eliminar la cafeína; los posibles efectos diuréticos de una gran cantidad de cafeína aumentarían la pérdida de fluidos corporales y podrían causar un resecamiento de las membranas y un espesamiento de la mucosidad. Procurá dejar de fumar y evitá la exposición al humo de terceros.

Cómo aliviar los síntomas

Los líquidos sin alcohol, tibios o fríos, pueden aliviar el dolor y la inflamación. Algunos médicos llegan a aconsejar que durante un tiempo se haga una dieta líquida para mantener los niveles de nutrición sin exacerbar el dolor de garganta. Una buena opción son los licuados con leche, los jugos de fruta, los caldos, las sopas y los alimentos semilíquidos, como postres cremosos, flanes y gelatinas.

Hay muchos remedios caseros muy útiles para aliviar los síntomas del dolor de garganta. Uno muy usado desde siempre son las gárgaras con agua tibia y sal; como alternativa, se puede usar una mezcla de dos cucharaditas de vinagre de manzana en media taza de agua tibia.

Secretos:

El limón es un ácido letal para las bacterias y se puede hacer una bebida muy beneficiosa y calmante para los dolores de garganta cuando se prepara en un té caliente. Exprimí el jugo de limón dentro de una taza de agua hirviendo y agregale una cucharadita de miel (no más azúcar).

El jugo de limón puro ayuda a los músicos famosos cuando tienen que salir a cantar si o si al escenario y sufren dolor de garganta o afonía. En un caso de extrema necesidad, cortá un limón por la mitad y exprimilo sobre tu boca apuntando el jugo y las gotas justo al lugar de tu garganta que te duele. Arde un poquito pero es rápido.

Lizzy Daecher (Censura K. Fui censurada, difamada y baneada de Facebook por militantes del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, aliada de los laboratorios. Me cerraron la cuenta. Soy Argentina y tengo derecho a expresarme).
BWN Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada