viernes, 5 de octubre de 2012

¿Cómo hacer para mantener activo el cerebro?


 Alimentarse bien y evitar las rutinas
Un mapa del cerebro. (ARCHIVO)

Si usamos los mismos circuítos neuronales la rutina puede atrofiar el cerebro.
Lo básico es disfrutar del tiempo libre, de familia y amigos, una alimentación equilibrada, evitar los tóxicos y jugar a ejercitar el cerebro.
Alimentos aliados del cerebro son las anchoas, las nueces, las uvas y las pasas.


Como si fuera un músculo, el cerebro también se atrofia. Del mismo modo que hay que ejercitar nuestro cuerpo para mantener los músculos en forma, también hay que ejercitar el cerebro. Si siempre utilizamos los mismos circuítos neuronales para desarrollar nuestra actividad física y mental caemos en una rutina que lo puede atrofiar.

El neurólogo Carlos Tejero explica que hay que mantener el cerebro activo para evitar que envejezca: "Tenemos que crear nuevas conexiones, abrirnos a nuevas vías, mirar de frente a los problemas nuevos y encontrar soluciones".

Preparar un menú para varios invitados, mover de lugar los muebles de una habitación, interpretar un mapa, ir al trabajo por un camino distinto, ver la televisión de forma interactiva, navegar por internet, leer…Estos son ejemplos de cómo mantener vivo el cerebro. Pero "si siempre optamos por hacer una sopa de letras, sin cambiar de pasatiempo, también podemos caer en la rutina".

Cinco pautas para una buena salud cerebral

Intentar disfrutar de nuestro tiempo libre.

Seguir una alimentación equilibrada, como la dieta mediterránea.

Disfrutar de la familia y los amigos.

Evitar los tóxicos.

Jugar a ejercitar el cerebro con pasatiempos, estrategias, un simple juego de cartas…

Para este especialista, vocal de la Sociedad Española de Neurología (SEN), "lo mejor para que nuestro cerebro funcione es combinar los ejercicios mentales con las sensaciones". Percibir un olor agradable y averiguar de dónde procede, disfrutar de los sabores, que llegan antes al cerebro que al estómago, viajar para cambiar de rutina y vivir sensaciones nuevas. O de una tarde de silencio reconfortante.

Alimentos que le gustan al cerebro

Los alimentos que proporcionan vitaminas, sales y minerales al cerebro son los ricos en grasas de origen vegetal:

Pescados, como las anchoas.

Frutos secos, en especial las nueces.

Uvas y pasas.

El ejercicio mental también cansa, pero es un cansancio positivo, mientras que la depresión, el estrés, la angustia, la preocupación intensa nos “intoxica y obsesiona” y eso “nos provoca falta de atención y concentración”.

También la rutina se va colando en nuestras vidas conforme vamos cumpliendo años. Los incentivos decrecen y la actividad también. Por eso es necesario seguir interactuando con otras personas, cambiar opiniones, realizar actividades físicas y psíquicas placenteras y mantener la parte afectiva.

Qué perjudica al cerebro

Los principales factores de riesgo para desarrollar enfermedades neuronales son:

Los tóxicos: consumo de drogas, alcohol y tabaco.

Una dieta poco variada que no incluya nutrientes beneficiosos para el cerebro.

Dormir poco y mal que nos provoca problemas de concentración y bajo rendimiento intelectual que puede derivar en demencias.

La falta de ejercicio físico.

El estrés, la angustia…prolongada.

Algunos medicamentos (ansiolíticos y antidepresivos) pueden deprimir el sistema nervioso pero no predisponen a que aparezcan enfermedades neurológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada