miércoles, 15 de febrero de 2012

Identifican residuos peligrosos en basura de casas


De acuerdo con el estudio encabezado por Neftalí Rojas en el Instituto de Ingeniería de la UNAM, existen más de 40 fuentes de desperdicios peligrosos, que pueden causar desde heridas y envenenamiento, hasta contaminación en el medio ambiente. Se trata de productos que no son de primera necesidad y para los que existen alternativas sustentables



Durante 8 días los residuos de 450 casas localizadas en el sur de la Ciudad de México y de los 21 mil 600 kilogramos recolectados, 250 correspondieron a residuos peligrosos(Foto: Cortesía Instituto de Ingeniería UNAM )

Muchos de los productos que una familia normal utiliza para sus actividades cotidianas, como el aseo personal, la limpieza de la casa, labores de jardinería, el mantenimiento del hogar o de sus vehículos, pueden contener residuos peligrosos, señaló María Neftalí Rojas Valencia, investigadora del Instituto de Ingeniería de la UNAM, quien elaboró una lista con más de 40 fuentes de estos desperdicios en las viviendas.

La doctora en ingeniería ambiental agregó que el comercio, uso, almacenamiento y desecho inapropiado de estos residuos peligrosos, puede causar heridas y envenenamientos en las personas y contaminación en el medio ambiente. Desafortunadamente, dijo, muchas personas desconocen los productos que contienen químicos peligrosos y, por lo tanto, los usan y desechan irresponsablemente.

De acuerdo con un estudio del que la especialista es autora principal, publicado en la revista internacionalSociedad Sustentable, los investigadores obtuvieron durante 8 días los residuos de 450 casas localizadas en el sur de la Ciudad de México y de los 21 mil 600 kilogramos recolectados, 250 correspondieron a residuos peligrosos.

María Neftalí Rojas, aclaró que la cantidad de desechos peligrosos podría no ser perfectamente representativa, porque la mayoría de la gente desconoce cuáles son los desechos peligrosos que usa y almacena en su hogar.

De estos, la mayor cantidad se encuentra en la cocina y la mayor diversidad se encuentra en los baños, donde los investigadores identificaron 19 diferentes productos tóxicos, corrosivos e irritantes.

Los resultados también indican que la mayoría de las personas desechan envases de plástico o vidrio con parte del contenido original, incluso en las botellas de perfume.

¿Cuáles son?

En entrevista, Neftalí Rojas señaló que los residuos peligrosos van desde las baterías, de las cuales ya se ha estimado que una sola pila AA es suficiente para contaminar de mercurio toda el agua que cabe en la Alberca Olímpica de Ciudad Universitaria, hasta productos que podrían considerarse inofensivos, como el enjuague bucal.

En la cocina, pueden encontrarse algunas de estas sustancias peligrosas, como los limpia hornos, tóxicos y corrosivos, porque contienen hidróxido sódico, hidróxido potásico y amoniaco. Otro ejemplo es el jabón líquido que, de acuerdo con la investigadora, no es más efectivo que el jabón de polvo biodegradable, pero sí más contaminante.

En otros lugares de la casa, como el baño, se encuentran productos como el tinte para el cabello, que contiene colorantes, detergentes, amoniaco, aceite mineral, plomo, fragancias y glicoles, todos ellos tóxicos.

Muchos detergentes, y otros productos tóxicos e irritantes que se usan en las viviendas, llegan a los cuerpos de agua y dañan a los peces y otros organismos que habitan ahí.

En cuanto a los restos de medicamentos, la investigadora apuntó que si las pastillas caducadas se desechan inadecuadamente, se disuelven en el drenaje y llegan a contaminar los acuíferos, estos compuestos farmacológicos son especialmente difíciles de remover. Asimismo, las jeringas desechadas inapropiadamente podrían lastimar a los pepenadores de basura y causarles enfermedades o infecciones.

Algunos objetos tecnológicos usados en el hogar como las computadoras e impresoras son también fuente de residuos tóxicos, por ejemplo, las baterías recargables o los cartuchos de impresión que contienen metales pesados.

Los fertilizantes, insecticidas, herbicidas y fungicidas y otros agroquímicos utilizados en el jardín también tienen tóxicos, principalmente compuestos organofosforados, que resultan perjudiciales no sólo para las plagas de las plantas, sino para otros organismos en los ecosistemas.

Alternativas sustentables

La lista elaborada por Neftalí Rojas Valencia no sólo identifica las fuentes de desechos peligrosos en el hogar, también propone alternativas sustentables para cada uno de estos productos, que, resaltó, no son de primera necesidad.

Muchos residuos peligrosos que se generan en las viviendas, provienen de productos de limpieza. Si tuviéramos el hábito de limpiar más frecuentemente, en muchas ocasiones solo requeriríamos de agua y jabón, subrayó.

Lo más importante, advirtió, es que la sociedad haga conciencia y reduzca en la medida de lo posible la compra de estos productos químicos, o los sustituya por algunas alternativas sustentables igual de efectivas y que además pueden ser económicas.

Rojas Valencia concluyó que es una cuestión de cambio de hábitos y que incluso acciones pequeñas como preferir aparatos que se conectan a la red eléctrica a los que operan con baterías, o usar simple jabón biodegradable en vez de complejos limpiadores especializados, constituyen un paso firme para reducir la cantidad de residuos peligrosos en las viviendas.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada