viernes, 9 de marzo de 2012

España da un gran paso para el reconocimiento de la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) a nivel europeo.



———————

30.11.2011

España da un gran paso para el reconocimiento de la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) a nivel europeo.

ESPAÑA DA UN GRAN PASO PARA EL RECONOCIMIENTO DE LA SENSIBILIDAD QUÍMICO MÚLTIPLE (SQM) A NIVEL EUROPEO.

EN UNA REUNIÓN ENTRE LA MINISTRA DE SANIDAD, LEIRE PAJÍN Y EL COMITÉ NACIONAL PARA EL RECONOCIMIENTO DE LA SQM, SE HA ENTREGADO HOY EL DOCUMENTO DE CONSENSO PARA EL DIAGNOSTICO, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD.

EL COL·LECTIU RONDA LLEVA 7 AÑOS LUCHANDO EN LOS TRIBUNALES PARA QUE SE RECONOZCA LA EXISTENCIA DE ESTA ENFERMEDAD Y SUS GRAVES SECUELAS.

EN ESPAÑA 5,5 MILLONES DE PERSONAS PUEDEN ESTAR AFECTADAS DE SSQM EN ALGÚN GRADO.

La presentación de este documento de consenso elaborado por los expertos marca una enorme diferencia en la situación de los enfermos de Sensibilidad Química Múltiple (SQM), que se ven obligados a acudir a los tribunales para que se les reconozca que padecen una enfermedad invalidante producida por el contacto con determinados productos químicos.



En acto de hoy ha estado presente la ministra de Sanidad Leire Pajín, que ha afirmado por primera vez desde una óptica oficial, que es irrefutable desde la evidencia científica que existe la SQM.



El acto de hoy es la culminación de todo un trabajo realizado por desde hace años por las asociaciones, los médicos sensibilizados hacia el tema y Jaume Cortés, experto en enfermedades ambientales del departamento de Seguridad y Trabajo del Col·lectiu Ronda. Todo este esfuerzo se materializó en la creación del Comité Nacional para el Reconocimiento del SQM que surgió de la reunión que tuvo lugar el pasado mes de febrero del 2010 con José Martínez Olmos, Secretario General de Sanidad de Madrid.



La Sensibilidad Química Múltiple es una enfermedad grave y de carácter permanente, que es una amenaza real para la salud que cada día se constata más por el aumento de los casos. Según estudios publicados por el Hospital Clínico de Barcelona puede llegar a afectar, en diferente grado, hasta un 12% de la población. Lo que en el caso de España, significa 5,5 millones personas afectadas.



Sin embargo, hasta ahora, la mayoría de estas personas no están diagnosticadas. Esto es así debido a la falta de información sobre la enfermedad por parte de los médicos. Y también porque, a pesar de la gravedad de la situación, esta enfermedad todavía no se ha incluido en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).

En este sentido, hoy en España se ha dado un gran paso que abre las puertas para que otros países de la Unión Europea puedan reconocer la enfermedad. Requisito indispensable para que se incluya en la CIE y se pueda diagnosticar, tratar y prevenir la enfermedad.



El Departamento de Salud y Trabajo del Col·lectiu Ronda, y muy especialmente Jaume Cortés, abogado y experto en prevención de riesgos laborales y asesor legal del Comité Nacional para el Reconocimiento de la SQM, llevan luchando desde el año 2004 para que se reconozca esta enfermedad y se atienda cómo corresponde a sus afectados.



Como resultado de la aparición en el panorama laboral de enfermedades que tenían claramente su origen en la intoxicación por productos químicos vertidos, ya sea en el lugar de trabajo o en el medio ambiente, el Col·lectiu Ronda organizó en el año 2006 una jornada informativa para jueces y médicos forenses. El objetivo de esta jornada era dar a conocer los graves síntomas e invalideces que producen estas enfermedades y que incapacitan a los afectados tanto con respecto a la vida laboral como la cotidiana y familiar.

Jaume Cortés no dudó ya entonces en calificar como las enfermedades laborales y ambientales del siglo XXI a las tienen su origen en intoxicaciones químicas y denunciaba el hecho de que las personas afectadas, que sufren un gran grado de invalidez, se vieran obligadas a ir juicio para que se les reconociera lo que les corresponde por ley. Además, Cortés alertaba a la sociedad en general, y muy especialmente a las familias de los afectados, para que se sensibilizaran respeto a este problema dado que, a menudo, los afectados se encuentran también con la incomprensión del entorno social y familiar.

De aquella Jornada, hace 5 años, ya salieron datos muy significativos. Los participantes denunciaron la falta de formación de los médicos de cabecera para poder diagnosticar correctamente estas enfermedades. Según los expertos, sólo un 30% de ellos están en condiciones de hacerlo. También se advirtió de que las consecuencias más graves de estas exposiciones se verán d’aquí a 30 o 40 años.



Ante el preocupante aumento de casos en los últimos años, en febrero del 2010 una delegación de asociaciones de enfermos y médicos expertos asesorada legalmente por Jaume Cortés solicitó del Gobierno español el reconocimiento oficial de la SQM y la elaboración del documento de consenso que ha sido presentado hoy.



Posteriormente, miembros del Comité Nacional para el Reconocimiento del SQM se reunieron el pasado 13 de mayo en la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra con María Neira, Directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente para exigir el reconocimiento oficial de las enfermedades asociadas a intoxicaciones ambientales y su inclusión en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).

La no inclusión de la Sensibilidad Química Múltiple en la CIE impide a estas personas obtener diagnósticos correctos y que sus tratamientos sean cubiertos por la Administración pública. Además, su reconocimiento oficial propiciaría una mayor investigación en este campo.

En España actualmente los afectados se ven obligados a acudir a los Tribunales para que se les reconozca sus derechos. En últimos 10 años, el Col·lectiu Ronda se ha hecho cargo de más 200 casos de Sensibilidad Químico Múltiple. Las sentencias obtenidas hasta el momento por el departamento de Salud y Trabajo del Col·lectiu Ronda, recogen el carácter invalidante del SSQM.

Esta enfermedad se produce mediante el contacto con determinados productos químicos que, en dosis ínfimas, producen una afectación sistémica general grave, afectando al nivel neurológico, articular, vías aéreas y generando demás y ulterior sintomatología y determinan, con carácter permanente, una importante pérdida de calidad de vida.



Los abogados del departamento de Salud y Trabajo del Col·lectiu Ronda, expertos en enfermedades laborales desde hace más de 35 años y pioneros en la defensa y estudio de estas patologías, llevan 7 años luchando para que se regularice esta situación y se pueda atender correctamente a los afectados y prevenir su expansión.



Fuente: Colectivo Ronda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada