miércoles, 2 de mayo de 2012

La moda ecológica llega a la Pola

- RUTH ARIAS |POLA DE SIERO.

BK Biomoda vente prendas hechas con fibras naturales, procesadas sin químicos ni otros productos tóxicos
Un alemán abre una novedosa tienda de ropa natural y de comercio justo
Mucha ropa infantil, pero también moda para hombre y mujer, y toda ella fabricada siguiendo un riguroso proceso que la certifica como ecológica, puede encontrarse desde ayer en la nueva tienda BK Biomoda, en la calle Pacita Vigil de Pola. La idea es de Björn Kaiser, un alemán afincado en Asturias desde hace ya doce años, que se cansó de su trabajo en una empresa logística y decidió emprender su propio negocio.



Björn Kaiser exhibe algunas de las prendas que vende en su nueva
tienda, BK Biomoda. CITOULA

Buscaba un mercado nuevo, respetuoso con el medioambiente, comprometido con lo social y que estuviera relacionado con su país de origen. Y la idea fue la de montar una tienda de ropa ecológica, un sector que funciona muy bien en otros países, pero que en Asturias es prácticamente desconocido.


Son prendas confeccionadas a base de fibras como algodón, lana virgen, seda o cáñamo, sin utilizar pesticidas y teñidas con tintes naturales. «El 26% de los pesticidas que se utilizan a nivel mundial son para el algodón», asegura Björn. En su tienda solo hay productos certificados, que incluyen también cueros curtidos con plantas y frutos secos en lugar de cromo y en los que las cremalleras no contienen níquel. Todo lo que es susceptible de producir alergias se descarta inmediatamente.


Ayer, en sus primeras horas de apertura, BK Biomoda generó bastante curiosidad. «Algunos de los que se acercan son escépticos», comenta, «pero en cuanto tocan la ropa se dan cuenta de su suavidad y de su calidad». Y hay precios para todos los gustos, desde prendas exclusivas de pequeñas textiles alemanes hasta otras de fabricación masiva.


No vende solo ropa, sino que la oferta se completa con una importante colección de ropa interior, algunos complementos, como bolsos y cinturones de cuero, bisutería hecha con semillas o peluches de lana en forma de animales. La previsión es añadir con el tiempo ropa de cama.


Compromiso social


Sus clientes, por el momento, son en su mayoría personas con enfermedades de la piel como sensibilidad múltiple, soriasis o dermatitis atópica. Otros son los que él denomina como «concienciados», aquellos que tienen mucho interés por saber de dónde procede la ropa que visten y asegurarse de que no es el fruto de la explotación infantil. Y es que Björn sólo vende prendas fabricadas siguiendo los estándares del comercio justo. La mayoría de la ropa viene de fábricas alemanas, pero también hay otras procedentes de India o Egipto. «Allí se vigila todo el aspecto social, que no haya mano de obra infantil y que los trabajadores tengan unas condiciones dignas», afirma.


Fuente: http://www.elcomercio.es/v/20120429/siero-centro/moda-ecologica-llega-pola-20120429.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada