jueves, 4 de octubre de 2012

Denuncian filtraciones tóxicas de los nichos del cementerio

El PP alerta del riesgo de salud pública que pueden generar estos restos que rezuman del muro y caen a la calle

03.10.12 - 01:13 -
ADA DASÍ | VALENCIA



La mala construcción de la obra parece ser la causa de este vertido denunciado por vecinos

Una de las paredes del cementerio de Alaquàs está impregnada de lixiviados tóxicos, provenientes de los nichos, que son visibles desde la explanada que hay junto a las instalaciones municipales, según denunció ayer el PP.

Lo que a simple vista puede parecer una mancha en la pared, producida por cualquier material líquido, son en realidad restos «altamente tóxicos. Con sólo tocarlos, se podría producir intoxicaciones graves y erupciones cutáneas», advierten. Los populares califican de «inaceptable» que se produzca esta situación y más aún cuando se acerca el día de Todos los Santos y el cementerio se llena de visitas. Es por ello que han solicitado de manera urgente al Ayuntamiento que se tomen las medidas necesarias para solucionarlo, «ya que se trata de un asunto de salud pública y parece que nadie se ha enterado».

Al parecer, estos lixiviados son restos orgánicos producidos «por la descomposición de cadáveres y debido a su composición son altamente tóxicos por su alto contenido en ácidos orgánicos, iones, sulfato y, además, altas concentraciones de iones metálicos comunes, especialmente hierro». Los populares alertan de que pueden llegar incluso a contaminar los acuíferos de la zona, si se filtran en el subsuelo.

Han sido algunos vecinos los que han alertado de esta situación, «disgustados por las malas condiciones en la que reposan sus seres queridos, ya que consideran que no están en las condiciones de dignidad que merecen», explican desde el PP. A esto hay que añadir, el olor que desprenden los lixiviados que resulta desagradable para los vecinos que transitan por esta zona e incluso «puede llegar a provocar alteraciones en las vías respiratorias», advierten los populares. Un problema que se agrava teniendo en cuenta que el muro que presenta las filtraciones da a una explanada de fácil acceso para los transeúntes.

La explicación de que el cementerio y, concretamente, los nichos que coinciden en su parte trasera con este muro, se encuentren en esta situación se debe, según el PP, a deficiencias de construcción muy significativas. «Los acabados de los nichos son muy deficientes acorde con la normativa vigente pues ni tan siquiera están lucidos los bloques del muro por lo que los lixiviados salen al exterior», argumentan. Para ello se acogen a la normativa autonómica vigente que señala que para la construcción de los nichos deben utilizarse «sistemas que garanticen una cierta estanqueidad de su estructura, y al mismo tiempo, permitan la suficiente ventilación por porosidad».

Además, el sistema «debe evitar la salida al exterior de líquidos y olores y facilitar la destrucción del cuerpo, aislando totalmente este proceso del medio por razones sanitarias y de higiene». Por otra parte, también se recalca que las filtraciones jamás deben producirse al exterior y la construcción debe estar canalizada para que caigan en fosas sépticas de hormigón armado llenas con sosa cáustica.

El PP de Alaquàs se ha mostrado muy crítico ante esta situación y, además de solicitar la urgente solución de las filtraciones, ha considerado como «dejación de funciones», la actitud de los concejales de Salud Pública, Isabel Mondéjar y del concejal de Cementerio, Juan Antonio Oñate. Por este motivo ha pedido a la máxima autoridad municipal, Elvira García, «que se depuren responsabilidades», con el fin de que no vuelva a repetirse una situación que genera «mala imagen» y «riesgos para la salud».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada