jueves, 21 de febrero de 2013

Alzira prohíbe consumir el agua potable tras detectar un herbicida en la red


El Ayuntamiento estima que el problema tardará al menos un par de meses en resolverse
EFE Valencia 20 FEB 2013


El Ayuntamiento valenciano de Alzira ha declarado no apta para el consumo el agua potable de la localidad tras haberse detectado la presencia de restos de un herbicida en la red, según ha indicado la concejal de Sanidad, Mercedes Bañeres.

El Ayuntamiento ha emitido un bando en el que informa de que debido a la aparición de residuos de productos fitosanitarios en la red de distribución de agua de consumo humano que abastece a la mayor parte del casco urbano, el agua no es apta para beber o cocinar alimentos, aunque se puede usar para ducharse o lavarse los dientes.

Bañeres ha indicado que cada mes se hacen análisis del agua y en el del pasado día 3 no se detectaron restos de fitosanitarios, pero en el del día 14 sí, por lo que a falta incluso de tener los contranálisis de varios pozos se ha optado por aplicar un protocolo preventivo.


De esta forma, se ha informado a la población de que el agua en estos momentos no es apta para beber ni para cocinar, y se ha contactado con el Ayuntamiento de Carcaixent, que el año pasado sufrió un problema similar, para que les cedan las fuentes de ósmosis inversa que compraron entonces para dar servicio a la población.

La concejal considera que a principios de la próxima semana se habrán podido instalar esas fuentes en seis zonas del municipio de fácil acceso, a la que los vecinos de esta población de casi 45.000 habitantes puedan acudir para llenar garrafas.

Además, ha señalado que en un par de meses esperan contar con un sistema de filtrado con carbono en la entrada a la red del agua potable, de manera que se cuente con una solución "definitiva" al problema.


Bañeres ha precisado que al menos durante un par de meses los vecinos de Alzira no podrán consumir el agua del grifo, y ha explicado que en Carcaixent tardaron cuatro meses en poder hacerlo.


Ha resaltado que el herbicida detectado no se comercializa desde 1983, por lo que se trata de abonos residuales que posiblemente debido a la falta de lluvia no se han diluido y han pasado a los acuíferos del municipio.


La concejal de Sanidad ha insistido en que la cantidades detectadas sobrepasan de forma "mínima" las marcadas por la legislación, y ha destacado que el agua se puede utilizar tranquilamente en los electrodomésticos o para bañar a un bebé.

En el agua del pozo de la Barraca d'Aigues Vives no se ha detectado ningún residuo, por lo que puede ser utilizada para consumo humano, tanto para beber como para cocinar.

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, ha destacado en un comunicado que el porcentaje de residuos detectado en el agua es "el mínimo y se están adoptando las medidas correctoras para solucionarlo en breve", y ha defendido que se ha primado la prevención y la seguridad de la ciudadanía.
Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/02/20/valencia/1361376218_244079.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada