domingo, 26 de febrero de 2012

La acumulación de toxinas favorece el proceso de envejecimiento


REDACCIÓN
Los síntomas de envejecimiento que antes aparecían sólo a partir de los 40 años, están empezando a apreciarse con mayor frecuencia a los 35 ó incluso a los 30 años debido a la polución y otros agentes contaminantes, según las conclusiones del 9º Congreso Europeo de Medicina Estética.
Las principales fuentes de toxinas provienen del exterior del organismo y entran en nuestro cuerpo a través de la contaminación del aire, los aditivos alimenticios, la ingesta de medicamentos, y otros hábitos tóxicos, como el alcohol o el tabaco.
En ese sentido, el último informe de Greenpeace alerta de que la contaminación es origen de 16.000 muertes prematuras en España al año, y de que cerca del 80% de la población respira aire por debajo de los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otra fuente de toxinas está en el propio organismo debido a los hábitos de vida poco saludables, como el estrés o la falta de sueño.
Una investigación publicada en la revista Skin Research and Technology, hace unos dias, por investigadores de la Universidad de Varsovia, Polonia, demuestra la relación entre determinados productos químicos, contaminantes ambientales y radiaciones ultravioletas sobre el tejido cutáneo, dañando el proceso metabólico celular e impidiendo la entrada natural del oxígeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada