domingo, 25 de marzo de 2012

Día Mundial del Agua pasó con más penas que gloria




El 50% de las enfermedades mundiales tienen su origen en aguas contaminadas y las cifras son más que alarmantes en los últimos 50 años, en que se destruyó el 50% de los humedales del mundo

Por Harry Usseglio - La Gran Época

Vie, 23 Mar 2012 06:25 +0000



Niños jugando con agua. (ANDREJ ISAKOVIC/AFP/Getty Images)


¿Qué seria de la humanidad sin el agua?, sabemos que no podríamos vivir, el agua es tan valiosa para nosotros como es el Sol; sin embargo, todos los investigadores del tema concuerdan que no la tratamos bien y esto pone en riesgo la supervivencia humana. Especialistas emitieron informes que se espera nos ayuden a despertar y ser más cuidadosos con nuestro vital líquido elemento.

La división de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con motivo del “Día Mundial del Agua”, destacó la relación entre este recurso vital y la seguridad alimentaria.

La FAO señala que se necesitan 1.500 litros de agua para generar un kilo de granos, y 15.000 litros para producir un kilo de carne, esto significa que una persona para alimentarse diariamente necesita alrededor de unos 3.000 litros de agua.

Hoy en dia, la agricultura utiliza el 70% de los recursos hídricos, mientras que la industria utiliza el 20%, y el 10% se destina al uso doméstico, señaló Benjamín Kiersch, especialista de la FAO en recursos naturales y tenencias de tierra.

“El tema es oportuno este año porque estamos viendo, a nivel de la región latinoamericana pero también a nivel mundial, varias sequías que demuestran que la falta de agua es una causa primordial para la falta de alimentos y la subnutrición de las personas”, dijo Kiersch.

En el informe de la FAO, este organismo asegura que para alimentar a la creciente población mundial, que en 2050 será de 9.000 millones de habitantes, es necesario producir más alimentos utilizando menos agua, así como reducir el desperdicio y las pérdidas, y avanzar hacia un sistema de producción de alimentos más sostenible.

En otro informe de la ONU, esta sostiene que, con la acción mundial y el impulso positivo hacia la mejora del acceso al agua potable y el saneamiento, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Programa de ONU para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), y la Junta Asesora del Secretario General sobre Agua y Saneamiento (UNSGAB), en colaboración con los miembros de ONU-Agua, han colaborado para reunir su experiencia colectiva para llevarla a los desafíos planteados por las aguas residuales ilegales y no reguladas.

Las aguas residuales

El informe de la ONU “Sick Water” (Aguas enfermas), señala que en los países desarrollados existen depuradoras que tratan la mayoría del agua de desecho antes de verterla en ríos, lagos o mares, mientras que, en los países en vías de desarrollo, se calcula que el 90% de estas aguas se vierten directamente sin depurar.

No medimos las consecuencias, pero esto hace que cada año mueran más personas por enfermedades relacionadas con el agua contaminada que por cualquier forma de violencia, incluidas las guerras, según el informe de la ONU.

Anualmente, fallecen 1,8 millones de niños menores de cinco años por esta causa, uno cada 20 segundos. Las víctimas de estas dolencias ocupan la mitad de las camas de los hospitales de todo el mundo.

La situación irá empeorando, actualmente son dos millones de toneladas de desechos los que contaminan 2.000 millones de toneladas de agua diariamente. El impacto no solo es para los seres humanos, en el mundo marino ha creado una catástrofe, ha producido 245.000 kilómetros cuadrados de zonas marinas muertas, según el Programa de Naciones Humanas para el Medio Ambiente (UNEP).

"Necesitamos ser más inteligentes sobre nuestra forma de gestionar las aguas residuales, las aguas residuales matan a la gente, literalmente", dijo Achim Steiner, director de UNEP.

El Agua en cifras

El informe “Sick Water” señala que mas de 4 millones de seres humanos mueren anualmente debido a enfermedades derivados por las aguas contaminadas. En el mundo entero, más de 1.200 millones de seres humanos, carecen de servicio básico de agua, se calcula que 2.700 millones (41%) no cuentan con un saneamiento adecuado, informa “El País”.

En África y Asia las mujeres para poder colectar agua, al menos, tienen que caminar 6 kilómetros. El número de niños muertos por la diarrea en los últimos 10 años supera al de todos los que murieron en los conflictos que sucedieron a la II Guerra Mundial, solo con disponer de agua y jabón reduciría la diarrea en un tercio.

En los países en desarrollo, la falta de higiene les cuesta 5.000 millones de días de trabajo. Alrededor de 6.000 millones de habitantes ya se han apoderado del 54% del agua dulce de los lagos, ríos y acuíferos subterráneos, de continuar el consumo a este ritmo, en 25 años, el hombre estaría utilizando el 90% del total del agua, dejando solo el 10% a las demás especies que viven en el planeta, informa “El País”

La agricultura emplea el 69% del agua, la industria utiliza el 23%, y el consumo humano el 8%, aunque estos promedian según la región; por ejemplo, en África la agricultura se lleva el 88% dejando el 5% para la industria y el 7% para el consumo humano. En Europa la industria se lleva el 54% del agua, la agricultura consume el 33% y tan solo un 13% queda para el consumo humano.

En los últimos 50 años, se ha destruido el 50% de los humedales del mundo. Un occidental, cada vez que usa el inodoro, consume la misma cantidad de agua que lo que una persona de un país en desarrollo usa en todo el día ya sea para lavar, beber, asearse y cocinar. Informa “El País”.

Hoy en día, se gasta alrededor de 30.000 millones de Euros anualmente para satisfacer la demanda de agua potable y saneamiento en todo el mundo. Entre 300 millones y 500 millones de toneladas de metales pesados, disolventes, lodos tóxicos y otros más, invaden constantemente todos los mares.

Ni la moda se salva

La ONG Greenpeace denuncia que las grandes marcas de moda están envenenando nuestros ríos. La industria textil se ha convertido en la tercera fuente que contribuye a contaminar los ríos, lagos y embalses en China, un país donde el 70% de sus aguas ya están contaminadas.

Pero la contaminación no solo la producen las industrias textiles, las marcas más famosas, como Ralph Lauren, Calvin Klein, G-Star, usan sustancias quimicas en sus productos que, al contacto con el agua, se descomponen para formar sustancias tóxicas que pueden provocar alteraciones hormonales.

En el Día Mundial del Agua, activistas, voluntarios y voluntarias de Greenpeace develaron el oscuro y sucio secreto sobre la industria de la moda en lugares de todo el mundo. Yakarta, Estocolmo, Madrid y Banngkok han sido algunos de los lugares donde los activistas hicieron pruebas en los ríos y lagos, con lo que dejaron al descubierto el secreto tóxico de la industria de la moda para que fuera leido por compradores y transeúntes.

Greenpeace ha iniciado una campaña mundial por medio de la que se solicita a los gobiernos de los países como Filipinas, México, Tailandia, Indonesia, establezcan una legislación para poner un alto al uso de productos químicos peligrosos, además de exigir transparencia sobre los procesos y sustancias que esta industria, y otras, utilizan.

Ante los hechos, seis empresas de marcas famosas han aceptado las sugerencias de Greenpeace y se han comprometido en rechazar este tipo de productos químicos para el 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada