jueves, 19 de enero de 2012

Toxicos Volatiles

Fuente: Blogecologista.com

La toxicología es una de las distintas ramas de estudio sobre el medio ambiente, que analiza la presencia de sustancias contaminantes que aparecen por acción del hombre voluntaria o involuntaria, tanto como por causas naturales (por ejemplo, erupciones volcánicas) causan daños a los seres vivos que habiten un ecosistema determinado (inclusive muertes por contaminación), y es por ello que a continuación analizaremos el tipo de tóxicos volátiles que están presentes en el ambiente.

Se denomina genéricamente como tóxicos volátiles a aquellos compuestos o sustancias físicas que se propagan en forma de vapor, siendo contenidos en un soporte sólido y, en condiciones de temperatura ambiente, pasan fácilmente a su estado gaseoso, siendo generalmente inhalados y en menor medida ingeridos.

Ejemplos de Tóxicos Volátiles

Los más frecuentes y que causan mayor número de intoxicaciones en el mundo son los siguientes:
CO – Monóxido de Carbono
CNH – Ácido Cianhídrico
CH2O – Formol
NH3 – Amoníaco
SH2 – Acido Sulfúrico
Alcoholes Metílicos, Etílicos y similares
Solventes Orgánicos – Éteres, Aldehídos, Cetonas
Compuestos Bencénicos – Tolueno, Benceno
Solventes Clorados – Cloroformo, Cloruro de Etilo, Cloruro de Metilo
Compuestos Nitrogenados – NitroBenceno, Nitrotolueno





Gases Contaminantes

A su vez, existen una numerosa cantidad de Gases Contaminantes que son encontrados en variada concentración en el medio ambiente, siendo inhalados y produciendo daños crónicos y agudos, dependiendo del grado de exposición, causando trastornos no solo al Sistema Respiratorio, sino también a otros órganos vitales.

Los compuestos más comunes hallados son los siguientes:
Cloruro de Hidrógeno
Dióxido de Azufre
Cloro y óxidos derivados
Dióxido de Nitrógeno
Amoníaco
Fosgeno
Formaldehído
Cianuro de Hidrógeno
Sulfuro de Hidrógeno
Vapores de Mercurio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada